Inicio




    ANIVERSARIO DEL TERREMOTO
    -19 de septiembre 1985-

    Los fenómenos de la naturaleza, son realmente muy difíciles de entender, bastaría observar los últimos acontecimientos de este año y los anteriores, en donde vemos los huracanes seriados, terremotos, tsunamis, muchos de ellos dentro del proceso lógico del planeta y otros ocasionados por la mano del hombre, por no acatar el cuidado requerido por la tierra, al modificar su entorno natural, originando con ello, el cambio climatológico,  sin embargo, esto no quiere decir que no debamos establecer las medidas preventivas para minimizar sus efectos, por ello, no debemos olvidar, este tipo de acontecimientos.


    Los terremotos en México, data desde el tiempo de los moradores de la ciudad de México y a lo largo del territorio nacional, registrándose un sinnúmero de fenómenos importantes, los cuales han traído muerte y desolación, se sabe, según los anales de la historia, en Tenochtitlan en 1475, durante el periodo mandatorio del tlatoani Axayácatl, fue destruida, así como cuando fue instaurada la Nueva España, se registró un potente sismo en la ciudad de México, en 1542, por ello, no son nuevos estos tipos de fenómenos.


    Por lo expuesto, vemos la importancia de recordar y hacer actos de reflexión para concientizarnos de la necesidad de crear hábitos prevencionistas, tanto personales, familiares, como sociedad, gubernamentales y empresariales para reducir el impacto de algunas situaciones impredecibles.


    En este mismo sentido, han transcurrido 32 años en el cual, ocurrió el terremoto del 19 de septiembre que dañó a la Ciudad de México, un jueves a las 07:17:47 de 1985 con  una magnitud de 8.1 (MW) y una duración aproximada de tres minutos presentando un movimiento de tipo trepidatorio y oscilatorio, desconociéndose las cifras reales de las personas fallecidas, además de los daños estructurales en las construcciones, entre ellas, el Hospital Juárez, Hospital General, Centro Médico Nacional, Televicentro, Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco, Centro Urbano Juárez, hoteles Regís, Romano, Continental, así como una multiplicidad de edificios, las costureras, en donde fallecieron todas, sin poder hacer nada por ellas, sobre todo, por donde pasaban las fallas terrestres,   pero también, cabe mencionar que dos edificios con excelente ingeniería no sufrieron ningún daño: la Torre Latinoamericana y la Torre de ejecutiva de Pemex, sin embargo, una serie de afectaciones marcaron ese Día inolvidable, sumándose a ello, los daños económicos, psicológicos y políticos, en donde, hoy día,  aún vemos sus secuelas.


    Ante lo acontecido, también, se exhibieron una serie de fallas en todos los órdenes, entre ellos, los reglamentos de construcción,  la corrupción, malos materiales, y sobre todo la falta de cultura prevencionista, esto último, sin excepción, en donde también se apreció la impotencia del gobierno para atender veste tipo de desastres, y es aquí, en donde nace la nueva cultura prevencionista de la Protección civil.


    Por otro lado, y en este mismo sentido, el reciente sismo​ ​del​ ​día​ ​07​ ​de​ ​Septiembre​ ​de​ ​2017,​ el cual fue localizado en las cercanías de Pijijiapan, en el estado de Chiapas ​de magnitud ​8.2 (Mw), de acuerdo a los datos proporcionados por el Servicio Sismológico Nacional UNAM, fue un simple recordatorio de lo sucedido en el 85´, el cual, es cierto estamos expuestos y vulnerables ante fenómenos naturales pudiéndose reducir, minimizar o enfrentar con un mejor escenario si existiera cultura de prevención, ingeniería y por lo tanto infraestructura, lo cual implica muchos factores como planes estratégico de evacuación, programas de seguridad, instalaciones, entre otros, en la obviedad de cumplir con normatividad de seguridad, así como otros tipos de regulaciones, además de tener personal capacitado para socorrer a la población afectada, igualmente,  proporcionar información general y de calidad a la sociedad, impartir cursos para capacitar y se vaya adquiriendo la conciencia sobre los posibles efectos de la naturaleza para poder estar alertas para contrarrestar sus efectos, por  ello, es necesario establecer y comenzar a prevenir riesgos desde la casa.

    Te sugerimos las siguientes acciones dependiendo del lugar donde te encuentres en caso de sismo:


    Dentro de un edificio lo más recomendable es:

    • No usar elevadores ni escaleras
    • Aléjese de vidrios, ventanas, espejos u objetos cortantes.
    • Colóquese a un costado de un mueble sólido o metálico para en caso de que caigan objetos se forme el triángulo de vida protegiendo la cabeza con las manos.
    • Busque los muros más fuertes del edificio, como son los muros, pilares, trabes y colóquese debajo de ellas ya que son las estructuras más sólidas.

     

    Manejando su auto:

    • Detenga lentamente su auto y busque estacionarse cerca de la banqueta para no bloquear la calle.
    • No se estacione cerca de postes, ni debajo de puentes peatonales, ni de cimientos.
    • Colóquese debajo de los asientos si es posible en posición fetal.
    • No salga de su auto hasta que haya pasado el sismo.


    En la calle:

    v  Diríjase hacia el lugar más abierto como jardines, espacios lejos de edificios y postes.

    v  No se coloque debajo de árboles ya que estos se pueden caer.

    v  Colocarse entre los muros más sólidos de inmueble más cercano lejos de ventanas y vidrios.


    Prepárate y aprovecha el simulacro del Macro sismo del día 19 de septiembre para visualizar el cómo reaccionar y el cómo puedes actuar dentro de tus actividades cotidianas, poniendo a prueba nuestra capacidad de respuesta a las 11:00 horas.


    Dejamos por tanto, la página para dirigirse a un documento de Plan Familiar de Protección civil, el cual indica tipo de acción en caso de: sismo, lluvias/inundación, en caso de caída de ceniza del volcán Popocatépetl e incendio, los cuales, refuerzan la cultura de prevención, comenzando desde casa.


    http://data.proteccioncivil.cdmx.gob.mx/descargas/Plan-Familiar.pdf


    Por ello, en AISOHMEX , se tiene el compromiso de seguir promoviendo la cultura de prevención, dando capacitación en diversos cursos, los cuales, permitan  capacitar, tanto, para nuestro beneficio personal, como el  los demás.

    “LA PREVENCIÓN NO ES UN LUJO, ES UNA NECESIDAD INPONDERABLE PARA LA SUBSISTENCIA” “LLEVALA A LA PRÁCTICA”


    Compartir

     





      Redes Sociales

      Páginas Sugeridas